Conectados

Suena la alarma del despertador en la pantalla del celular, prendemos la tele y con el sonido de fondo miramos el diario en nuestra tablet. Miramos el reloj y recordamos una cita importante. Salimos a la calle y ya en el auto programamos nuestro GPS con la dirección indicada.
Sin darnos cuenta en no menos de un par de acciones pasamos por diferentes pantallas que nos acompañan en cada una de nuestras actividades. Sin darnos cuenta, gran parte de nuestros días pasan en conexión directa con una pantalla o varias conectadas entre si.
Cuando apareció la fotografía y el cine sin dudas las personas no imaginaron hasta donde muchos años después llegaría lo visual y sobre todo el uso de pantallas. Tablet, televisores, computadoras, celulares y desde hace poco tiempo (en relación al tiempo que lo demás lleva en el mercado) el reloj inteligente que no sólo da la hora sino que se puede conectar con nuestras redes y el resto de nuestros sistemas electrónicos. Fácilmente podemos pasar de un dispositivo a otro y llevar los puntos más importantes de nuestros días en donde estemos.

Desde estos dispositivos ya es posible conectar:

* Redes sociales.
* Mails.
* Agenda diaria completa.
* Llamadas telefónicas y/o otros servicios de mensajería.
* Youtube.
pantallas
Nuestra evolución parece ir por completo a lo tactil y cada vez más visual. Y crease o no, las nuevas generaciones se adaptan rápidamente a esta clase de sistemas a los que con tan solo un par de minutos dominan con facilidad. Claro esta cada vez más los sistemas táctiles y de pantallas aplican métodos amigables con el usuario o ya conocidos.
Estamos hiperconectados y cada día todo parece llevarnos a estarlo mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *