El uso de de la tecnologia por niños y adolescentes

Antes que nada quiero advertir que con este pequeño aporte que me atrevo a realizar sobre el tema, no pretendo desacreditar ni desestimar ningún consejo o estrategia que cualquier padre haya puesto o tenga planeada para tomar cartas en este asunto.

Mi especialidad y mis años de trabajo sobre el área de Internet me han llevado a reflexionar un poco sobre todos los consejos he escuchado y leído sobre el uso correcto de la tecnología por parte de los niños y adolescentes.

Blog hoy

¿Cuál es el peligro que debemos prevenir?

La respuesta es la información que en este caso se encuentra en Internet

¿Qué es Internet?

Internet es una red de computadoras conectados en toda la extensión del Globo Terráqueo, que ofrece diversos servicios a sus usuarios como pueden mail, el chat o la web. Todos los servicios que ofrece Internet son llevados a cabo por cientos de miles de ordenadores que están permanentemente encendidos y conectados a Internet, esperando que los usuarios les soliciten los servicios y sirviéndolos una vez son solicitados. Como decimos, hay servidores para todo, unos ofrecen correo electrónico, otros hacen posible nuestras conversaciones por chat, otros la transferencia de ficheros o la visita a las páginas web (Facebook, Youtube, Twitter etc).

¿Como se conecta el niño a la información que contiene Internet?

En la actualidad y dependiendo del nivel social económico de cada niño se puede disponer de varios elementos que lo conecten a la información. Ejemplos:

  • Una Pc de escritorio
  • Un teléfono con acceso a servicios de Internet (Chat, Facebook, web sites)
  • Una notebook
  • Una tablet
  • Una consola de juegos (Play Station)
  • Televisores inteligentes 

Me atrevo a decir que estos dispositivos son los mas populares y masivos.

La amenaza

La mayoría de los padres sentimos que el acceso a la información provista por internet no se encuentra correctamente catalogada, ordenada y controlada. De hecho esto es así, la esencia de Internet es eso.

Esto presenta una gran ventaja. Cualquier persona puede emitir un mensaje y dependiendo de como lo haga y que servicio utilice (ej. youtube, facebook etc)  puede llegar a reproducirse muy rápidamente entre las computadoras que componen Internet. En todos los casos el mensaje, es una información que puede tener cualquier forma. Por ejemplo puede ser un audio, video, imagen o texto.

Entonces ya sabemos que cualquier persona que disponga de una computadora o elemento que genere una información y una conexión a Internet puede emitir una comunicación que pase a estar disponible en la red para ser utilizada o vista por el niño.

Adicionalmente se agrega que Internet tiene no sólo la posibilidad de tener al niño como espectador sino que también que puede interactuar con terceros como en el caso de Facebook, Chat e innumerables medios. Por eso concluimos que el niño con internet puede tener una actitud pasiva de observador y también interactiva como es el caso de las redes sociales.

De esta forma llegamos a las preguntas:

  • ¿Estamos capacitados como padres para restringir eficientemente el acceso de esta información a los niños?
  • ¿Existen herramientas tecnológicas que permitan restringir, editar o controlar estos contenidos a los niños sin la supervisión parental?
  • ¿Podemos hacer que esta multiplicidad de dispositivos con pantalla y que disponen de conexión a internet sean restringidos?

Existen innumerables recursos tecnológicos que tratan de mantener controlado el contenido que puede ver el niño, como una represa que intentan dejar pasar solo el contenido ¨permitido¨. Todas estas herramientas son algo validas ¿pero son suficientes?

Inclusive en los sitios que se saben de uso de niños pequeños existe la figura de moderador, el cual se trata de un ser humano que interviene entre las interacciones que se producen durante el uso de los juegos, aplicaciones etc.

Como especialista en la materia a menudo soy consultado por padres y familiares sobre este tipo de programas o como realizar eficientemente un control automático.

Generalmente mi respuesta suele ser bastante pesimista y es que no existe una herramienta automática que controle que esta bien y que esta mal que vean los niños. El primer ejemplo que doy es que Google no puede categorizar una imágen o un video porque no sabe cual es su contenido. Por lo tanto lo realiza por intrincados algoritmos que determinan cuales imágenes, videos o textos son aptos o no lo son. Por supuesto estos sistemas fallan inevitablemente y la información ¨supuestamente dañina¨ se filtra.

Por lo tanto mi respuesta sobre los métodos de control automáticos es pesimista y no los considero una solución segura.

A menudo la excusa que suelo escuchar es que los niños saben mas de informática, redes sociales, etc que los mayores, o que ellos son la generación que nació con esto. Es en parte verdadero pero no creo que sea la excusa. Encuentro que el factor que ellos tienen a favor es el tiempo. Un ejemplo es el preso: el se convierte en experto en escape por dos cosas, la primera es porque esta desesperado por escaparse y la segunda porque tiene todo su tiempo para pensar en eso.

Y este es un buen ejemplo. Los niños están desesperados por la información (y esta bien que así sea)  y también lo están por quebrar los limites que les son impuestos para acceder a ella.

De tal manera ¿Podemos evitar que un niño que se encuentra tan necesitado de información tenga acceso a esta?

Una vez mas la respuesta es la misma: para mi no. Y estoy seguro que no y que cada vez habrá mas formas de llegar a esa información que el adulto desea sesgar.

¿Cuál es la solución para evitar que el niño acceda a la información que no queremos o pensamos que aún no esta preparado para entender?

¿Podemos nosotros dar esa respuesta?

En mi opinión sí, pero no le pidamos la solución a la misma tecnología, busquemos en otro lado.

¿Que hacemos cuando un niño cruza la calle solo?

La respuesta creo que es muy simple, No dejamos que crucen la calle solos, podríamos pensar que si le ponemos un chaleco naranja el niño va ser advertido por el conductor y no lo va a atropellar. ¿Usted confiaría en ese sistema?

En este caso yo tampoco. Suele decirse que Internet es la autopista del conocimiento ja ja, voy a evitar hacer la metáfora…

Entonces mis consejos como especialista técnico (no psicológico) son:

  • No dejemos a los niños solos con una PC.
  • No permitamos que se conecten a Internet con dispositivos pequeños como un ipod, ipad o teléfonos inteligentes.
  • No creamos que porque youtube restringe los contenidos los sistemas son eficientes.
  • No prohibamos Internet, pero acompañemos a los chicos en su uso.
  • Hagamos que el monitor este a la vista, nunca escondido.

Aquí me permito traspasar el terreno técnico y pensar como padre:

¿Estamos realmente capacitados para evaluar cuales son los contenidos que pueden ver nuestros hijos?

¿Podemos permitir que utilicen las redes sociales se comuniquen con terceros en algunos casos desconocidos?

¿Cuando el niño estará listo para transitar en internet?

Lo primero que se me ocurre son muchas dudas y como todo en el aprendizaje de la paternidad estas dudas se aprenden con las experiencias, pero siempre estando presentes, supervisando y poniendo los limites correspondientes.

No hay forma de delegar en un sistema, moderador, medico pediatra, consultor técnico o cualquier propuesta que surja esta responsabilidad.

La responsabilidad es nuestra y demanda presencia y mucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *