Cuando la matrix está cada día más cerca.

Hace poco nos sorprendimos por la compra de Nest Labs por parte de Google (empresa fabricante de dispositivos domésticos inteligentes) y frente a esta noticia automáticamente pensamos en toda la información que contiene o puede adquirir una empresa como esta. 
Todos sabemos que Google es el buscador más importante en gran parte del mundo pero el negocio abarca mucho más que sólo un buscador. En este caso la empresa ofrece desde publicidad, servicio de mail, redes sociales, drive y muchas otras funcionalidades que se adaptan a las necesidades de millones de usuarios.psicologia-femenina
¡Pero alto! Es de público conocimiento que Google se encuentra trabajando no sólo en su auto sino en con una conexión directa de este con su sistema de mapas (google Maps). Es decir que el negocio no deja de crecer.
Hace muy poco compré un celular con Android y como es de esperar genera conexión con mi cuenta de Google y todos sus productos. Si lo meditamos en profundidad Google no sólo tiene acceso a mi información personal sino que cuenta con mi lista de contactos, registros de llamadas, fotos que no han visto internet, etc.
Sin ir más lejos hace muy poco en un estudio realizado por emBlue en relación a los servidores de correo y su relación spam/usuario demostró que Gmail posee el servicio que mejor “aprende” en relación a lo que el usuario quiere.
“… más allá de las “spam words”, lo importante a tener en cuenta es que los servicios de correo como Gmail o Hotmail puedan “aprender” de la interacción entre emisor y receptor, así como de los comportamientos de éste último. Este conocimiento sistemático y sostenido en el tiempo se afianzará en la medida en que el remitente establezca una comunicación fluida con el destinatario y logre un reconocimiento por parte de éste” (fuente: http://dossiernet.com.ar/articulo_ampliado.aspx?Id=79530#.Uthmb7SjuJa)
¿Nos damos cuenta de toda la información a la que constantemente acceden empresas como Google? Ahora todo pasa por teléfonos inteligentes, mañana podría ser una casa (de la mano de Nest Labs) con conexión a todo lo que hacemos. Y podrían pasar sólo algunos años para que diferentes sistemas, aplicaciones o una gran empresa como Google tome las decisiones por nosotros. El problema más grande será encontrar un teléfono público para poder salir de la Matrix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *