¿Cómo diseñar una newsletter que convierta?

El diseño de la newsletter sigue siendo el principal motivo por el que los lectores sienten interés por las marcas y empresas. En este artículo, hemos querido recabar todos aquellos detalles que harán de tu boletín un email brillante para que los posibles clientes se conviertan en tus consumidores, y posteriormente, éstos en clientes habituales.

El primer gran secreto que debes conocer antes de diseñar una newsletter cuyo objetivo es la conversión, es que la mejor opción es siempre el sentido común y la coherencia. Es decir, el diseño interno de la newsletter debe seguir una estructura lógica para cualquier lector.

Diseñar una newsletter, ¿cómo pasar de leads a clientes?

A continuación, trataremos de desgranar este gran secreto para ayudarte a convertir clientes potenciales en clientes reales.

1. Un diseño responsive

Según los datos, las newsletters en Argentina, al igual que en el resto del mundo, son abiertas principalmente a través de dispositivos móviles. Si para empezar, pretendemos que nuestra newsletter sea visualizada, tenemos que adaptar este diseño a cualquier dispositivo, así que asegúrate de que tu plantilla cuenta con esta adaptación responsive.

2. El logotipo

El logotipo de tu empresa es tu sello y dice al lector quién eres. Es así como te reconocen. Un lugar lógico donde colocarlo sería dentro del borde superior (o pre header) para que sea lo primero que se vea al abrir el email. Además, para optimizar y aprovechar más su aparición, te recomendamos enlazarlo a tu sitio web.

3. No actúes como una máquina

Es una cuestión de confianza y sentir que la interacción se da entre iguales, y no de manera automática con un robot. Tus newsletters ganarán credibilidad ofreciendo una imagen humana, quizás, según su contenido, con la fotografía del presidente/directivo de la empresa.

4. La personalización

Aprovecha la personalización de las newsletters para captar atención de tus lectores e introduce, por ejemplo, su nombre dentro del saludo. Resulta más amigable tratar a tus clientes por su nombre de pila que por su primer apellido, como aún continúan haciendo montones de empresas.

5. La era de los emojis

Al igual que si estuvieses escribiendo a un amigo, puedes ganar puntos de cercanía y confianza con tus suscriptores si utilizas emojis: te ayudan a complementar el tono de la información que transmites en el texto de tu contenido.

6. Sintetiza

El no aburrir al lector es un factor imprescindible para lograr la conversión. Para ello, ser claro y concreto en la redacción te ayudará. Saber explicar en la menor cantidad de texto posible facilita el scroll y aumenta la curiosidad de nuestro lector: así conseguiremos mantenerle en nuestro email.

7. Líneas divisorias

Separa las distintas partes de tu newsletter durante la creación de su diseño. Esto ayuda a que visualmente, se cree una sensación de orden y limpieza en la lectura del destinatario.

8. Imágenes

Es importante usar imágenes de una forma equilibrada en las newsletters, no sólo para dar un estilo e imagen a nuestro contenido, acorde a nuestra marca o producto, sino también para reducir los problemas de visualización y descongestionar o relajar la lectura.

9. CTA

El CTA (llamadas a la acción) será el encargado de generar tráfico en tu web, por eso es importante que establezcas su link hacia el sitio correcto: el lugar donde se produce la venta sería el más idóneo. Por otro lado, es mejor colocar ese gran botón por encima de la línea “above the fold”, es decir, el destinatario debe ver el CTA cuando abre el email sin necesidad de realizar scroll hasta el final, ya que es probable que muchos no lleguen hasta allí.

10. Coherencia

Y no hablamos sólo del texto del contenido y la estructura de tu newsletter, sino también a nivel gráfico/visual. La tipografía y los colores que utilizas han de ser escogidos para lograr una completa armonía visual.

11. Estrategia triangular

La newsletter es la perfecta excusa para trazar una estrategia triangular de contenidos. Es decir, no olvides en el diseño de tu newsletter, reservar un espacio para otros contenidos, y de esta forma crear flujos entre tus canales e incitar a visitar el resto de contenidos.

12. CTA final

Si el primer CTA no funcionó, puede que una última “llamada a la acción” sí lo haga para los más rezagados. Aumentas la conversión si aumentas las posibilidades.

13. Redes sociales

Si durante el diseño incluyes los iconos de las redes sociales en la parte final de tu newsletter, tus contactos tendrán acceso a tres canales de tu empresa: tu newsletter, tu web, y las redes sociales. Conecta las newsletters a las redes sociales de tu empresa y hazla llegar a más personas.

14. Footer

El pie final debe ser dedicado a ofrecer los datos necesarios para que el lector pueda, si lo necesita, contactar contigo (dirección electrónica, dirección postal, teléfono, etc.)  o darse de baja en la suscripción de la newsletter.

En definitiva, diseñar una newsletter requiere una estrategia pensada y definida. El buen diseño es aquel que consigue el interés de los lectores, por lo que es importante dedicar un tiempo prudente a conocerles y no sólo saber quiénes son, sino también qué necesitan, ya que cuanto más personalices una newsletter y cuides cada detalle de su estructura, más lealtad conseguirás hacia tu marca. Podríamos asegurar que aportar un valor diferente e inigualable es la llave a la conversión. Al personalizar al máximo un envío, el destinatario se sentirá especial y diferenciado, único, por lo que recibir una oferta de tu empresa siempre será una experiencia agradable.

No olvides que la newsletter es la vía más rápida y directa con tus clientes, por lo que si reciben un buen trato por tu parte, el trabajo dará sus frutos: siempre serás recompensado con fidelidad, notoriedad y conversión.

Autora: María Martín Parrilla, Content Manager en Mailify España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *